Imagen Detalle Noticia
MANUELA REDONDO LUIS (Presidenta de AMFAR Valladolid)
17/10/2012
Aún quedan barreras por derribar
Acabamos de celebrar el Día Mundial de la Mujer Rural con alegría porque después de mucho tiempo peleando por fin se consiguió un objetivo largamente buscado: la titularidad compartida en las explotaciones agrarias que permitirá que las mujeres tengan los mismos beneficios y derechos que sus parejas. Un primer paso que restituye una larga injusticia con muchas mujeres cuyo trabajo ayudando a sus maridos en las explotaciones no era reconocido. Pero todavía quedan muchas barreras por derribar, una de ellas es el acceso a Internet en los pueblos. A pesar de la modernización emprendida en muchos rincones de nuestra comunidad, es imposible conectarse a Internet con una calidad de conexión aceptable. Internet, hoy en día, es una ventana al mundo para poder vender tus productos desde tu localidad al resto del globo y lamentablemente en muchos pueblos al no tener acceso se esta cortando de raíz la posibilidad del autoempleo. No estoy hablando de localidades remotas sino de poblaciones que están a tan sólo 28 kilómetros de la capital. La mujer del medio rural, por idiosincrasia, es activa, vital y muy cooperativa, tiene muchos recursos a su disposición que le ofrece su entorno para producir alimentos de calidad como quesos, vinos, miel, pan, magdalenas o productos artesanales de gran valor añadido pero en el momento de la verdad no puede abrir su “tienda online”, no porque no sepa porque para eso no encargamos en AMFAR, sino porque no tiene acceso a Internet. En los pueblos falta también muchos servicios, ya no se trata quizá de tener un médico o una escuela en cada pueblo cuando eso es materialmente imposible pero es necesario que haya una infraestructura para que nuestras personas se puedan desplazar para que tengan, ya no los mismos servicios que en una ciudad, pero si al menos los mínimos exigibles. En el medio rural estamos orgullos de ser mujeres rurales, nos gusta nuestro entorno y nuestros pueblos por eso luchamos día a día porque sigan con vida. En AMFAR Valladolid mediante cursos de formación, talleres y actividades culturales formamos y tratamos defender sus derechos, alzar su voz, y que se conozca cuál es la situación socio laboral de las mujeres rurales de nuestro país.



VER MÁS ARTICULOS / LISTADO DE TODOS LOS ARTICULOS