Imagen Detalle Noticia
LOLA MERINO (Presidenta de AMFAR)
08/10/2010
El sueldo del ama de casa es de 1.750 euros al mes
Son mujeres, madres, esposas, educadoras, enfermeras, psicólogas, economistas, taxistas, limpiadoras… al pie del cañón 24 horas al día, los 365 días al año. Ellas son las amas de casa. Un colectivo de 5,3 millones de mujeres españolas que dedica buena parte de su existencia a realizar un trabajo gratuito y sin derecho a ninguna prestación social. Hoy, 9 de octubre, es el Día del Ama de Casa, y desde Amfar, organización que presido, queremos rendir un merecido homenaje a este colectivo que dedica su tiempo casi exclusivamente al cuidado de la familia, de los enfermos, de los niños, de los dependientes y de las tareas del hogar. Un trabajo cotidiano y duro que obliga cada año a más de 90.000 mujeres trabajadoras a abandonar sus empleos para atender el cuidado de sus familiares y hogares. Quisiera también resaltar que las mujeres que se ven obligadas a sacrificar su vida profesional en beneficio de la familia, son con mayor frecuencia, aquellas que viven en el medio rural, donde la falta de infraestructuras educativas, sanitarias y sociales, prácticamente las obliga a tomar esta determinación. El trabajo de una mujer en el hogar no es nada fácil. No tiene horario fijo, ni vacaciones, ni bajas laborales, ni permiso para asuntos personales. Son demasiadas horas dedicadas al día a múltiples tareas. Y los fines de semana o en periodo de vacaciones, cuando a la mayoría de los trabajadores les llega el tiempo de descansar, ellas asumen un carga mayor de trabajo atendiendo a toda la familia y los quehaceres de la casa. Según un cálculo elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), si este trabajo se pagara, las amas de casa deberían cobrar 424.140 millones de euros brutos anuales. Otro estudio elaborado por la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (Esade) señala que las amas de casa deberían cobrar 1.750 euros al mes por el esfuerzo y la responsabilidad que desempeñan. Todo un sueño para este colectivo que no percibe ningún ingreso a cuenta por su trabajo y que además supera la edad de jubilación en muchos casos. Sin olvidar a los más de tres millones de mujeres que doblan su trabajo dentro y fuera de la casa. Un sector que genera riqueza a cambio de nada. En abril de 2009, el gobierno nacional anunció que las amas de casa podrían obtener un título para trabajar, una medida desesperada para tratar de contrarrestar las galopantes cifras del paro que acucian nuestro país. Este anunció se materializó meses más tarde, en julio del mismo año, en un Real Decreto sobre Acreditación de la Formación “para aquellas que hayan trabajado organizando la vida doméstica, aprovisionando la casa o cocinando, que hayan cuidado a personas dependientes o a sus hijos”, según manifestó la entonces ministra de Educación, Mercedes Cabrera. La aprobación del Real Decreto venía acompañada de un presupuesto de 3,5 millones de euros para evaluar y acreditar las competencias de unas 8.000 personas. Espero que este Real Decreto no haya sufrido la misma suerte que el cheque bebé, el permiso de paternidad de dos a cuatro semanas, o los 400 euros que se incluyeron en las nóminas o la desgravación por la compra de vivienda para todas las rentas. Ni este Real Decreto, ni la reforma laboral, ni la huelga general, ayudan en nada a las amas de casa, que continúan al pie del cañón …¿Imaginan qué pasaría si decidieran hacer huelga alguna vez?



VER MÁS ARTICULOS / LISTADO DE TODOS LOS ARTICULOS