Imagen Detalle Noticia
JOAQUIN ANTONIO PINO (Presidente de Asaja Avila)
05/05/2010
La verdad de las Cogotas
El regadío de las Cogotas, una verdadera fuente de riqueza y prosperidad para el desarrollo de nuestros pueblos, una obra esperada y que aún no llega. Se puede hacer mucha demagogia sobre este asunto, pero lo verdaderamente cierto es que es ahora cuando las obras en dos de los sectores están finalizadas, lo verdaderamente cierto es que ahora los agricultores ya tendrían que estar regando con estas magníficas infraestructuras. Y sí, los agricultores deberían estar regando cuando el pantano que da nombre a todo este regadío se encuentra hasta rebosar, como nadie lo remedie rebosará, se perderán miles de litros de agua mientras los agricultores de la Moraña ven como se los escapa su cosecha, su fuente de ingresos, el sustento de sus familias. No puedo entender la politización que en este país se hace de un recurso como es el agua que es de todos, no puedo entender los miles de millones que las administraciones han invertido en esta obra y que se encuentran sin uso por no entenderse entre dos ministerios del mismo signo político en Madrid, no puedo entender el silencio malintencionado que algunas organizaciones agrarias que se dicen defender a los agricultores y ganaderos guardan sobre este asunto, no lo puedo entender. Lo que sí que entiendo es a los agricultores, a esos agricultores que estos meses de atrás entraban ilusionados por nuestras oficinas de ASAJA para que nuestros técnicos les tramitaran los expedientes de ayuda para poder montar sus sistemas de riego, sus pivot, sus coberturas y sus tuberías enterradas, si les entiendo. Ellos han acometido tremendas inversiones para poder regar, para poder dar utilidad a esa agua que se va a rebosar en el pantano, ellos habían planificado sus cultivos, sus rotaciones, la viabilidad de sus explotaciones y la economía de sus familias, a ellos sí los entiendo. Lo que no entiendo ni entenderé es la utilización mezquina e ilógica que algunos que se supone nos gobiernan están haciendo aún a día de hoy del tema, con el único fin, porque yo no encuentro otro y esto es un sin sentido, del de fastidiar al prójimo, por no usar otro apelativo. Esta es la verdad del problema de las Cogotas, que los que están en Madrid ellos solitos se lo han creado y que no desbloquean porque no les da la gana. Con esa mentalidad y criterio político ya me explico yo por qué funciona tan mal este país. Los regantes no se apartan de pagar lo pactado, el 25% del coste de amortización de las obras y unos gastos de funcionamiento justos, sin abusos ni coacciones, a eso parece ser que en las reuniones en las que ha tenido que mediar la Junta de Castilla y León, que nada tiene que ver con el corte del agua, los regantes y los representantes del gobierno han llegado a un principio de acuerdo. La luz verde parece que la tienen que dar en Madrid, es un problema entre ministerios, el de Medio Ambiente y el de Economía, señores, ¿por qué no lo desbloquean? A mi humilde modo de entender es porque no hay voluntad política, bien que cuando les interesa todo se arregla a golpe de teléfono, en este caso el teléfono no suena porque, desgraciadamente, para este gobierno los agricultores y ganaderos le importamos un carajo, con este gobierno nos hemos quedado hasta sin ministerio. El medio rural, el marino y hasta el medio ambiente les importa un carajo. Pero, ¿qué les importa a esta gente? Todos lo sabemos, unos nos atrevemos a decirlo y otros no, les importa su sillón y su tren de vida, les importa seguir en el poder. Pues por mal camino van, porque se están dejando ver mucho el plumero, desbloqueen de una vez por todas el asunto porque la economía de una comarca, la economía de muchas familias depende en gran medida de ese golpe de teléfono, depende de unos políticos que tenemos en el gobierno irresponsables y malintencionados.



VER MÁS ARTICULOS / LISTADO DE TODOS LOS ARTICULOS