04/06/2009
AMFAR participa en una mesa redonda en la Feria del Vino 2009
Representantes del sector vitivinícola se sentaron en una mesa redonda en el marco de FENAVIN 2009, organizada por Asaja, para debatir sobre ‘La innovación en el mercado actual del vino. Vinos elaborados para el consumidor’, en un evento que corrió a cargo del presidente de esta organización agraria en Castilla-La Mancha, Fernando Villena, y del secretario provincial, Florencio Rodríguez, que intentaron “sonsacar” a diversos portavoces de la Hostelería, la Administración, los Mercados y colectivos como el de la Mujer, representados por la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, sus opiniones. FENAVIN1.jpg Así, el director general de Producción Agropecuaria, Francisco Martínez Arroyo, opinaba que las bodegas de Castilla-La Mancha pueden hacer una labor muy importante para adecuar los vinos al gusto del consumidor. “En esta zona hay unos vinos de una calidad excelente pero nos cuesta mucho venderlos y no podemos olvidar que tenemos un nicho enorme en la exportación”. En este punto se refirió a las ayudas de la OCM para promoción en países terceros. Además, Martínez señaló que en la actualidad para vender es necesario realizar estudios de mercado, saber cómo es el consumidor, sus hábitos y cuáles son sus gustos. “Aunque nos parezca un sacrilegio desde nuestro punto de vista de cultura del vino hay que adaptarse al consumidor, y si en un país nos piden una botella con tapón de rosca, hay que dársela. Tenemos que saber anticiparnos y adaptarnos”. Por su parte, el director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), Rafael del Rey, recogía el testigo en este sentido y ponía un ejemplo evidente: “El 60% del consumo de vino en Suecia se realiza en formato bag in box, al que nosotros renunciamos pero sin embargo hemos vendido vino a granel a otros países para que a su vez éstos lo envasen en este formato y se lo vendan a terceros. Esto no se entiende”, puntualizó. El director general del OEMV explicó que, según su experiencia, en España existen dos tipos de consumidor: uno que es más entendido y clásico y otro que sabe menos de vino pero que es más receptivo a cualquier tipo de innovación, tanto en envases, como en etiquetas y cierres e incluso en el propio producto. Por otro lado, Lola Merino, aportaba el punto de vista del colectivo de la mujer, “somos más del 50% de la población, por lo que se nos puede tener en cuenta a la hora de eleborar vinos”, sin embargo, Merino piensa que no existe un paladar femenino diferenciado. “Las mujeres que se han incorporado al sector apuestan por que el vino no tiene carácter y género y yo, como simple consumidora, refrendo esta opinión”. Por último, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería, Teófilo Arribas, recomendaba al consumidor que se decante por vinos monovarietales o de variedades autóctonas, para disminuir su margen de error en la elección de un vino.



VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS