Imagen Detalle Noticia
A los hombres les cuesta arrimar el hombro en las tareas de la casa.
12/01/2010
El hombre se implica más en las tareas de la casa si el sueldo de su mujer es alto
LA RAZÓN. Funcionarios, con nivel educativo elevado y pocos hijos, los que más colaboran. La mujer se ha masculinizado en el terreno laboral, pero los hombres siguen sin femineizarse cuando se trata de arrimar el hombro en casa y compartir de manera igualitaria las tareas domésticas con su pareja. En estas cuestiones influye la educación, el número de hijos y la pareja. Así lo creen Teresa Jurado, profesora de Sociología de la UNED, y María José González, de la Universidad Pompeu Fabra, que han plasmado sus conclusiones en el estudio «Familias en transformación». Las encuestas han demostrado que a mayor nivel de ingresos económicos de la mujer, más igualitario es el reparto de las tareas rutinarias del hogar, aunque también se recurre más al servicio doméstico. Así, «la carga de trabajo se desplaza algo hacia el hombre, pero sobre todo hacia otra mujer», dice el estudio. Suele ocurrir que los hombres que se implican más tienen jornadas laborales más cortas o continuadas, empleos públicos, niveles educativos más altos, pocos hijos, y conviven con mujeres que trabajan y tienen formación superior y sueldos elevados. Las expertas aseguran que la media de los hombres de entre 25 y 50 años se encarga del 30 por ciento del trabajo doméstico realizado por ambos miembros de la pareja y sólo un 17 por ciento de ellos se ocupa de la mitad o más de las tareas de casa. Por eso Jurado cree que para conseguir mayores cuotas de igualdad: «Necesitamos políticas públicas que favorezcan condiciones laborales para los hombres parecidas a las del sector público». Llamativo también resulta el hecho de que cada vez más las parejas recurran a una persona externa para que los ayude en los quehaceres domésticos. De hecho, el 80 por ciento de los inmigrantes que se encuentran en España tienen esta ocupación laboral, según Teresa Jurado. El 18 por ciento de las parejas en las que dos miembros trabajan recurren al servicio doméstico como media general. Ocurre incluso en el caso en el que la mujer tiene un sueldo mileurista. La cifra se dispara hasta el 50 por ciento entre aquellas que ganan entre 2.000 y 2.500, un porcentaje que alcanza el 80 por ciento para casos en los que la mujer supera estas cantidades.



VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS