Imagen Detalle Noticia
18/01/2010
Elena Espinosa ha presentado en Bruselas las prioridades agrarias de la presidencia española de la UE
MARM. La mujer rural, el futuro de la Política Agraria Común más allá de 2013, la contribución a la mejora de la competitividad de la agricultura y la industria agroalimentaria como sector estratégico para Europa marcan el programa de trabajo de la Presidencia española. La Ministra española de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha presidido hoy, en Bruselas, el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea, donde ha presentado el programa de trabajo previsto por la Presidencia española de la UE para este semestre en estas dos materias. Bajo el lema "La agricultura y la alimentación, un sector estratégico para Europa", entre las prioridades de la Presidencia española se encuentran el debate sobre el futuro de la Política Agraria Común (PAC) más allá de 2013, horizonte 2020; la contribución a la mejora de la competitividad de la agricultura y la industria agroalimentaria, y el desarrollo de un medio rural dinámico y sostenible donde el papel de la mujer cobre mayor relevancia. La fortaleza del sector agrario en Europa pasa por el fomento de un medio rural dinámico y sostenible, en el que el papel de la mujer, como vertebradora del territorio y como diversificadora de las actividades tradicionales, es fundamental. Sin embargo, el medio rural europeo está marcado por la masculinización, ya que las mujeres apenas participan en la toma de decisiones y solo un pequeño número son propietarias de explotaciones agropecuarias. Por todo ello, la Presidencia española prestará un especial interés al valor de la igualdad entre hombres y mujeres, reivindicando el papel de la mujer en el mundo rural y trabajando por mejorar la concienciación y el reconocimiento de su importante labor. La PAC es una política comunitaria que ha jugado un papel fundamental en el proceso de consolidación de la UE y que beneficia a todos los europeos. Por ello, la Presidencia española concederá atención especial a los debates sobre su futuro, impulsando una política agraria fuerte, dinámica y suficientemente dotada de recursos, capaz de adaptarse a los continuos cambios y retos a los que está sometido el sector. En este sentido, se fomentarán la seguridad y la calidad agroalimentarias para seguir manteniendo en todo el territorio una actividad agraria sostenible, que sea compatible con los objetivos medioambientales de lucha contra el cambio climático, de conservación de la biodiversidad y del paisaje, y de eficiencia en la gestión del agua. La agricultura y la industria agroalimentaria son un motor importante de la economía europea y contribuyen de forma esencial a la seguridad alimentaria, por lo que mejorar su competitividad, reforzar su capacidad de crecimiento sostenible, y garantizar la integración y consolidación de todos los sectores a lo largo de la cadena alimentaria son prioridades del programa de trabajo durante este semestre. Para lograr estos objetivos, se trabajará para reforzar el esfuerzo inversor en investigación, desarrollo e innovación, aumentar la diversificación de la producción y mejorar la presencia de los productos europeos en los mercados internacionales. La demanda de igualdad de exigencias y requisitos respecto a los productos de terceros países será fundamental para garantizar unas importaciones seguras que no distorsionen el mercado, por lo que este asunto será objeto de debate en el seno del Consejo a lo largo del semestre. Asimismo, el seguimiento del mercado lácteo, el análisis sobre la gestión de los mercados en situaciones de crisis, y las negociaciones en materia agraria en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en vistas de que pudiera alcanzarse un acuerdo de la Ronda de Doha, también serán asuntos prioritarios para la Presidencia española. PRIORIDADES EN MATERIA DE PESCA En materia de pesca, la reforma de la Política Pesquera Común (PPC), que será abordada en dos Consejos de Ministros de Pesca y en la Reunión Informal de Ministros de Pesca el 4 y 5 de mayo en Vigo; el establecimiento de nuevos planes plurianuales para determinados stocks pesqueros; y la reforma de la Organización Común de Mercados de los productos de la pesca y la acuicultura, centrarán las prioridades de la Presidencia Española de la UE este semestre. España considera que la futura Política Pesquera Común debe asegurar la sostenibilidad de la pesca y un nivel de renta digno a los pescadores, que mantenga los puestos de trabajo y que fije la población de las regiones costeras dependientes de la pesca. Por esta razón, la actividad económica debe plantearse bajo criterios de eficacia y competitividad, aunque diferenciando el papel social que juega el marisqueo y la pesca artesanal. Esta Política Pesquera Común exige un nuevo enfoque que tenga en cuenta los aspectos sociales, económicos, medioambientales y ecosistémicos, además de las políticas marítimas integradas.



VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS