Imagen Detalle Noticia
El ministro de asuntos exteriores, Miguel A. Moratinos.
19/12/2009
España celebrará 14 cumbres bajo la presidencia europea
EL MUNDO. Marisa Cruz. Más de dos por mes, o una cada 15 días. Como se prefiera. España está dispuesta a celebrar durante su semestre al frente de la Presidencia rotatoria de la Unión Europea un total de 14 cumbres internacionales. Muchas de ellas no se convocarán en suelo nacional, pero en todas tendrá que comprometerse plenamente el Gobierno en coordinación con el nuevo presidente permanente de la UE, Herman Van Rompuy, y con la Alta Representante de Política exterior, Catherine Ashton. Tal y como ha anunciado el presidente Zapatero ante el pleno del Congreso de los Diputados, durante el semestre español se celebrarán las Cumbres multilaterales entre la Unión y América Latina y Caribe; la de la Unión por el Mediterráneo; con Estados Unidos, Rusia, Canadá, Chile, Egipto, Japón, Marruecos, México y Pakistán. A ellas hay que añadir las tres propias de la UE: la primera será de carácter extraordinario y se convocará a primeros del mes de febrero con el objetivo de analizar la nueva Estrategia de Crecimiento con vistas a 2020. La segunda, será el habitual Consejo Europeo de primavera, previsto para el mes de abril y en el que debería aprobarse definitivamente la Estrategia de Crecimiento. La tercera y última, será el Consejo del mes de junio que pondrá fin a la Presidencia española. Zapatero ha pedido el apoyo de todos los grupos parlamentarios para conseguir que el semestre español sea un éxito. Los cuatro grandes objetivos que se propone afrontar son de sobra conocidos: impulsar una nueva política económica común para superar definitivamente la recesión y volver a la senda del crecimiento; reforzar la presencia y la influencia de la UE en la escena internacional; impulsar la ciudadanía europea con nuevos y más sólidos derechos y, por último, conseguir la plena y eficaz aplicación del Tratado de Lisboa. Apoyo de la oposición El líder de la oposición Mariano Rajoy ha reconocido que los seis meses de Presidencia española serán "vitales" para Europa y se ha mostrado dispuesto a respaldar la acción del Gobierno. Sin embargo, también ha aprovechado para señalar, en relación con el objetivo prioritario de impulsar el crecimiento y la creación de empleo, que el Ejecutivo de Zapatero se estrenará con una posición bastante incómoda sobre todo si se la compara con la situación que tenía España cuando asumió por última vez, en 2002, una presidencia europea. Entonces, ha recordado Rajoy, se hablaba del "milagro económico español", en tanto que ahora se califica a España como "el enfermo de Europa". En definitiva, según Rajoy, con el Gobierno del PP, los españoles "fuimos capaces de romper con la maldición histórica que nos condenaba a llegar siempre tarde", en tanto que ahora, con el Gobierno socialista "se ha rescatado esa maldición". "Me imagino", insistió el líder del PP hurgando en la herida, "la cara que pondrán el resto de los líderes europeos cuando les pida usted que hagan lo que no ha sido capaz de hacer en España". Pese a todo esto, Rajoy ha afirmado que dará al Gobierno todo su apoyo y ha asegurado que le resultaría "lamentable" que "la falta de eficacia o la desidia" del Ejecutivo, le obliguen a "retractarse".



VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS