Imagen Detalle Noticia
En la imagen, un agricultor trabaja con su tractor durante la vendimia.
14/01/2010
Gobierno y sector retoman el diálogo para desbloquear la integración del REASS en el Régimen General
EFEAGRO. Gobierno, patronal y sindicatos han retomado, al inicio del nuevo año, las negociaciones para avanzar en la integración del Régimen Especial de la Seguridad Social (REASS) en el General, en una reunión celebrada el 11 de enero en la sede del Ministerio de Trabajo, según han informado fuentes sindicales. El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, recibió en el Ministerio de Trabajo a responsables de las patronales CEOE -que integra a Asaja- y la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (Fepex), de un lado, y de los sindicatos UGT y CC.OO. de otro, según han informado a Efeagro fuentes de las patronales. Fuentes sindicales han explicado a Efeagro que este tipo de encuentros son bipartitos ("Gobierno-sindicatos" o "Gobierno-patronal") o tripartitos (Gobierno, patronal y sindicatos) y los han calificado de "discretos", en su objetivo de "explorar posibles acuerdos". El Secretario de Política Agraria de la Federación Agroalimentaria de UGT, Miguel Rodríguez, ha asegurado por su parte que las conversaciones "van por buen camino" y que "hay disposición" para alcanzar un acuerdo definitivo, que debería concluir en la integración del Reass en el Régimen General. Esta medida fue pactada entre Ejecutivo, empresarios y agentes sociales en 2006, para su entrada en vigor a partir del 1 de enero de 2009, pero aún no se ha materializado por discrepancias entre patronales y sindicatos. Rodríguez ha explicado que el compromiso del Gobierno es que la medida se adopte "lo antes posible", porque "llevamos un año de retraso" sobre el calendario previsto, y ha apuntado que si no se alcanzara un entendimiento entre las partes, el Ejecutivo "debería legislar" en la materia para culminar los acuerdos de 2006. Fuentes patronales han avanzado a Efeagro que la próxima semana habrá una nueva reunión para analizar los documentos que contienen las propuestas de los distintos sectores implicados. Por su parte, fuentes sindicales han avanzado la posibilidad de alcanzar un acuerdo definitivo en el primer semestre del año. En los últimos meses las patronales han denunciado el incremento de cotizaciones que implicaría la integración para las empresas, y los sindicatos, por su parte, han exigido nuevas mejoras sociales para los trabajadores del campo por cuenta ajena y "acercar" la base de cotización de éstos al salario real que perciben. Desde las patronales se ha asegurado que el aumento de costes que provocaría la integración del Reass no es "asumible" y es actualmente "inviable" para el empresario agrario, que sufre además los efectos de la crisis económica. Las mismas fuentes han aclarado que la patronal no se opone a la integración, tal y como fue pactada, pero ha recordado que el texto advertía de que debía llevarse a cabo "sin perjudicar la competitividad" de las explotaciones agrarias", ni provocar su "debilidad". Han advertido, asimismo, de que la integración "no se puede hacer de golpe, ni de un día para otro", y que debe contar con un "período transitorio", tal y como recogen los acuerdos de 2006 para evitar el impacto negativo sobre el tejido empresarial. Según sus cálculos, de llevarse a cabo la integración, el aumento de costes para el empresario agrario superaría, en seis años (período 2008-2014), el 16,30% por cada trabajador fijo, el 25,10% por cada empleado fijo discontinuo y el 28,4 por ciento para los trabajadores eventuales. En este sentido, los sindicatos han discrepado y han argumentado en los últimos meses que la pensión de jubilación de un trabajador agrario es un 47,5% inferior al resto, que el índice de temporalidad de los trabajadores del Reass es del 80 por ciento y el doble que en el Régimen General, y que el 90 por ciento de las contrataciones no se realizan por escrito.



VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS