Imagen Detalle Noticia
31/03/2021
“Hay que facilitar la participación de las mujeres, porque la realidad es que son ellos los que acuden a las Asambleas y los que finalmente están presentes en la toma de decisiones”.

Luisa Velázque Díaz del Campo

Presidenta de AMFAR Daimiel, Miembro del Consejo Rector de la Cooperativa Los Pozos y Miembro de la Comisión de Igualdad de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha

Luisa es una mujer entusiasta y comprometida con las mujeres rurales y el asociacionismo.

Gran defensora de los intereses del sector agrario y en particular, de las mujeres rurales que se dedican a la agricultura y la ganadería. Reconoce que la presencia femenina en los Consejos Rectores de cooperativas y en otros órganos agrarios de dirección sigue siendo escasa.

Desde 2013 forma parte del Consejo Rector de la emblemática Cooperativa de vino y aceite “Los Pozos” de la localidad de Daimiel. Esta cooperativa está integrada, desde hace cuatro años, en Vidasol, un grupo cooperativo de 2º grado que aglutina cinco bodegas de las provincias de Toledo y Ciudad Real. Velázquez valora positivamente este modelo comercial, porque les ha permitido aumentar la rentabilidad y la competitividad en el mercado internacional.

La presidenta de AMFAR Daimiel se ha incorporado recientemente al equipo directivo de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, formando parte de la Comisión de Igualdad. “Defendemos los intereses de todos los profesionales, de todos sin excepción, pero lógicamente mi papel es importante en esta entidad puesto que soy mujer y procuro dar visibilidad al resto de mujeres que trabajan en el mundo cooperativo”.

“Por supuesto que tenemos que defender los productos y sus precios, pero no podemos dejar de lado el resto de nuestras reivindicaciones como mujeres rurales, aquellas que se hacen especialmente relevantes en días como el 8 de Marzo, (Día Internacional de la Mujer) o el 15 de Octubre, (Día Mundial de las Mujeres Rurales), y que pasan necesariamente por conseguir la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres”.

Luisa aplaude la idea de crear una red de mujeres en cooperativistas de Castilla-La Mancha que pueda ampliarse a nivel nacional y señala que como miembro de la Comisión de Igualdad de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha pretende fomentar la incorporación de más mujeres a estos órganos. “El cambio de tendencia no se hace de la noche a la mañana, pero todos los granitos de arena van sumando y poco a poco iremos construyendo algo importante, de lo cual me siento orgullosa de formar parte”.

 

“Las mujeres siempre hemos estado en el sector agrario”. Luisa Velázquez compagina su profesión en la rama sanitaria con sus raíces en el mundo agroalimentario, y es ahí donde considera fundamental dar el “empujón” a las mujeres para que se incorporen a la actividad agraria a través de la Titularidad Compartida o de la manera que les sea más ventajosa y dejar de estar en un segundo plano.

Reconoce que las mujeres rurales se sienten ilusionadas cuando comienzan su andadura en el mundo de las cooperativas, pero también constata cómo poco a poco empiezan a descolgarse en detrimento de las “tareas domésticas”. “Hay que facilitar la participación de las mujeres, porque la realidad es que son ellos los que acuden a las Asambleas y los que finalmente están presentes en la toma de decisiones”.

A nivel personal, Velázquez reconoce que siempre le ha preocupado este tema y que por eso lleva tantos años “al pie de cañón” como presidenta de AMFAR-Daimiel (Asociación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural) y ahora en la Comisión de Igualdad de Cooperativas. En esta línea, anima a las mujeres a seguir adelante, porque “su trabajo es tan valioso como el de los hombres, y tenemos la misma capacidad”, concluye.




VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS