Imagen Detalle Noticia
11/05/2017
Las ayudas económicas a las que puede acceder una mujer cuando se convierte en madre

Las mujeres españolas cada vez retrasan más la edad media en la que se convierten en madres por primera vez (31,21 años) y tienen un menor número de hijos (1,27). Para evitar un suicidio demográfico, España necesita ayudas económicas y sociales que incentiven a las familias a tener descendencia. Conviene recordar que en 2015 el número de muertes fue mayor que el de nacimientos con 2.753 defunciones más que alumbramientos. Actualmente, estas son las ventajas fiscales y prestaciones que están en vigor para las familias en nuestro país:

Permiso de maternidad: La prestación de maternidad en España tiene una duración de 16 semanas, por debajo de muchos países europeos. Los estados de la UE que ofrecen un permiso más largo son Bulgaria (58 semanas), Polonia y Reino Unido (52), Irlanda (42), Eslovaquia (34), República Checa (28), Hungría (24), Portugal (21), Estonia e Italia (20), Chipre, Dinamarca, Lituania, Malta y Rumanía (18), Finlandia (17,5) y Grecia (17).

Mínimos familiares: Con la última reforma fiscal se han ampliado los mínimos por descendientes que se aplican a la hora de realizar la declaración de la Renta. En el caso del primer descendiente se aplican 2.400 euros anuales; en el del segundo, 2.700 euros; en el del tercero, 4.000 euros y a partir del cuarto, 4.500 euros.

Deducciones en el IRPF: Existen diferentes «impuestos negativos» que se aplican en el IRPF para favorecer la natalidad. La deducción por maternidad consiste en una bonificación de 100 euros al mes o 1.200 euros anuales desde que nace el hijo y hasta que cumple tres años. Esta deducción no es aplicable en el caso de que la mujer esté desempleada o se haya acogido a una excedencia. Se puede cobrar por anticipado, en forma de «renta mensual», si se solicita así a la Agencia Tributaria.

Desde la campaña de 2015, está en vigor la deducción por familia numerosa, que da derecho a una bonificación fiscal de 1.200 euros anuales a partir del tercer hijo o de dos en el caso de familias monoparentales o cuando uno de los ascendientes o descendientes a cargo sea discapacitado. La cantidad asciende a 2.400 euros en el caso de las familias numerosas especiales.

Existen además otras deducciones por nacimiento, gastos escolares y educativos o por pago de escuelas infantiles que aplican algunas comunidades autónomas. Por ejemplo, en Galicia existe una deducción por nacimiento de 300 euros con independencia del nivel de renta.

Complemento a la jubilación: Desde el año 2016, las mujeres que se jubilen tienen un complemento a la pensión de un 5% si han tenido dos hijos, de un 10% sin ha sido tres y de un 15% a partir del cuarto hijo.

Prestación de la Seguridad Social: Existe una ayuda de 291 euros anuales (24,25 euros mensuales) cuando los ingresos del beneficiario no rebasen el límite de 11.576,83 euros anuales más un 15% de esta cantidad por cada hijo a cargo a partir del segundo. En el caso de las familias numerosas, el límite es de 17.423,84 euros y se amplía en 2.822 euros por cada vástago a partir del cuarto.

Ayudas para la conciliación: Aunque este tipo de medidas sociales no se cuantifican en euros, sí pueden llegar a tener un fuerte impacto en la natalidad. En el Ministerio de Empleo se trabaja por busca un pacto para que la jornada laboral termine «con carácter general» a las seis de la tarde. También se estudia la introducción del teletrabajo o una bolsa de horas para atender las necesidades familiares y personales. La titular de Empleo, Fátima Báñez, también ha anunciado la próxima creación de una tarjeta social para que el ciudadano conozca todas las ayudas y prestaciones que le corresponden.

 

Fuente: T. S. V.  ABC




VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS